Los japoneses locos por la música llanera de Venezuela

Los japoneses locos por la música llanera de Venezuela:

No es raro que un venezolano -y muchos otros latinoamericanos- conozcan la primera primera línea de “Alma llanera”: “yo nací en una ribera del Arauca vibrador”. Lo que puede parecer más sorprendente es que esa canción del folclore venezolano haya apasionado a un grupo de japoneses.

Son la Estudiantina Komaba, un grupo de estudiantes de la Universidad de Tokio liderados por el profesor Jun Ishibashi que presumen de “Alma llanera”.

“Si ya ha habido en Japón hasta un millar de interpretes del arpa paraguaya, varios miles del charango boliviano, decenas de miles de samba brasileña, ¿por qué no de la música venezolana?”, le cuenta a BBC Mundo Ishibashi, alma máter del grupo.

La estudiantina nació en 2009, con el concierto de fin de curso de los alumnos de “Introducción a la interpretación de música latinoamericana”, materia a la que se pueden inscribir alumnos de primer y segundo año de la Universidad de Tokio.

“La forman los egresados de la clase que tienen ganas de seguir tocando la música venezolana durante todo el año”, comenta Ishibashi.

“La gran mayoría de los estudiantes del curso no han escuchado la música venezolana antes –exceptuando ‘Moliendo Café’–, aunque hay algunos que vienen ya estimulados por los conciertos-conferencias de músicos venezolanos que visitan la universidad”.

Son unos 20, de ellos un núcleo de diez “muy comprometidos”, procedentes de varias facultades. “Tenemos futuros médicos, abogados, economistas, antropólogos, pedagogos, diplomáticos, químicos, ingenieros, arquitectos, matemáticos, etc.”.

Y Hemingway

Estudiantina Komaba
¿Cómo surge un grupo de música venezolana en el seno de una universidad japonesa? Ahí es donde entra en juego el propio Ishibashi, que se enamoró de Venezuela durante su estancia en Caracas, donde trabajó en mercadeo para una empresa japonesa de 1987 a 1996.

El profesor dio un giro completo a su vida cuando a los 35 años dejó la empresa por la investigación académica en el campo de la cultura popular venezolana.

“Mi interés por la cultura latinoamericana nació desde mi niñez de haber escuchando tangos, boleros y mambos en mi casa. En la adolescencia leí novelas de Ernest Hemingway, quien me llevó a vivir locamente enamorado de la cultura hispanohablante”.

Pero Ishibashi contó “con el afán del maestro Maurice Reyna, agregado cultural de la embajada de Venezuela en Tokio y cuatrista consagrado” con cuya ayuda se propuso relanzar la difusión de la interpretación de música venezolana en Japón.

Con ese objetivo, se creó la cátedra, comenzaron las clases de interpretación y finalmente se fundó la Estudiantina Komaba.

“El hecho de poder mantener en Japón un grupo dedicado a la música popular-tradicional venezolana con más de 30 piezas en su repertorio, capaz de dar conciertos de dos horas, apenas cuatro años de fundación, sería en sí un éxito que no podría ser logrado por la pasión de un par de locos”.

¿Predicando en el desierto?

El trio llanero de cuatro, bandola y maracas, ensayando en el campus de Komaba, Universidad de Tokio
De momento, la Estudiantina Komaba es un fenómeno casi exclusivamente universitario. Celebran sus recitales en los campus de la Universidad de Tokio para un público eminentemente de la comunidad académica.

Algunos de los miembros están más “comprometidos”. Entre ellos, el trío llanero de cuatro, bandola y maracas.

Aunque también han llevado su música fuera de las aulas. Ya han tocado en siete de las 47 provincias japonesas (se proponen recorrer toda la geografía nipona) y han sido invitados por diversas ONG o la propia embajada venezolana en Japón.

Además, reciben talleres de cuanto músico venezolano visita sus tierras. Próximamente contarán con la presencia de Cheo Hurtado, gran exponente del cuatro, el instrumento nacional de Venezuela.

Y la idea parece que está cundiendo. En su canal en YouTube, llamado jomocovi, el vídeo más popular, “Alma Llanera”, cuenta con más de 56.000 visitas. “Dentro de Japón, es una cifra casi inalcanzable para un grupo de aficionados”.

“Lo nuestro es un grano de arena en el desierto, pero estamos muy motivados por ser pioneros”, cuenta Ishibashi. “Nuestro sueño es realizar una gira por Venezuela dentro de cinco años”.

Fuente:BBCMundo

ELPANAJORGE GUERRA TEGNOLOGIA BLACKBERRY.

Acerca de elpanaberry

siempre con la mejor informacion para ustedes
Esta entrada fue publicada en Todas Mis Entradas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s