España 4-0 Italia: La Generacion de Oro se convierte en Leyenda.

Todo comenzó hace cuatro años, en Viena, donde nos proclamamos campeones de Europa tras vencer a Alemania (1-0). El sueño siguió dos años después, en Johannesburgo, donde ganamos la Copa del Mundo a Holanda (1-0). Habíamos llegado a la cumbre, a lo más alto. La Generación de Oro —Casillas, Ramos, Puyol, Alonso, Xavi, Iniesta, Cesc, Silva, Villa, Torres…— se convirtió en historia viva del fútbol al encadenar dos campeonatos. No se podía pedir más.

Pero el cuento no se acabó ahí. Llegamos a la Eurocopa de Polonia y Ucrania con un reto: ser la primera Selección capaz de ganar tres grandes campeonatos seguidos. Nadie lo había conseguido nunca. Ni los brasileños, ni los alemanes, ni los italianos… Nadie. Hasta hoy. En el Olímpico de Kiev España ha pasado por encima de Italia, endosándole un 4-0 y convirtiéndose así en tricampeona.

La Selección de Prandelli demostró que verdaderamente cree en su nuevo estilo saliendo a disputarle la pelota a España, intentando llegar a la victoria por el mismo camino por el que alcanzó a la final. Pero enfrente se encontró con la mejor versión de La Roja: con Xavi por fin enganchado al partido, tomando el timón de la nave, nuestros tres cracks rindieron como nunca. Iniesta, Cesc y Silva se pusieron a hacer diabluras de las suyas, apareciendo por todo el frente de ataque como fantasmas, tocándola a uno o dos toques para desaparecer de allí y reaparecer en otro sitio.

El primer gol surgió de una conexión entre los tres: Iniesta vio el desmarque de Fàbregas y se la puso en largo. El de Arenys se fue, ganó línea de fondo y se la puso en la cabeza a Silva para que el canario rematara a la red. 1-0, minuto 14. Tras el gol, Italia adelantó líneas y durante veinte minutos puso a La Roja en ciertos aprietos, aunque estos pasaron más por los problemas de España para sacar jugada la pelota que por las ocasiones generadas por La Azzurra. Con el oficio, la tranquilidad y la convicción que ha mostrado a lo largo de todo el campeonato, España superó ese tramo y respondió como los campeones: con otro golpe que mandó a su rival a la lona.

Los protagonistas del segundo tanto fueron Xavi Hernández y Jordi Alba. Nuestro cerebro y segundo capitán, que tras la semifinal reconoció que lamentaba no haber sido más determinante, reapareció en el momento clave con dos asistencias de gol. La primera fue con un pase milimétrico a la vertiginosa internada de Jordi Alba, que había arrancado en campo propio dejando atrás a todos. El control orientado le salió perfecto para plantarse ante Buffon, al que superó con un disparo al primer palo. Alba es, sin ninguna duda, la revelación de la Euro’12.

La incontestable superioridad española obligó a Prandelli a tomar un gran riesgo: tras un primer cambio por lesión de Chiellini, apuró todas sus sustituciones al dar entrada a Di Natale por Casano (en el descanso) y a Motta por Montolivo en el minuto 55, con más de media hora por delante. Un riesgo que le salió muy caro. Motta se rompió a los cinco minutos de entrar e Italia se vio obligada a jugar con diez hombres el resto del partido. La remontada se antojaba imposible.

Con ventaja numérica y 2-0 en el marcador, España se dedicó a mantener el control a través de la posesión. La Azzurra sólo tuvo una ocasión en los pies de Di Natale que sacó Casillas con una de esas paradas por achique. Los cambios de Del Bosque estuvieron enfocados a matar el partido: fueron entrando paulatinamente Pedro, Torres y Mata por Silva, Cesc e Iniesta. Los italianos, muertos de cansancio, totalmente desmoralizados y desesperanzados, acabaron sucumbiendo en los últimos diez minutos. Primero Torres, a pase de Xavi, y luego Mata, tras una generosa cesión del propio Torres, sellaron una goleada que jamás se había visto en una final de una Eurocopa.

La Generación de Oro se ha convertido, por derecho propio, en la mejor generación de futbolistas de toda la historia del fútbol. Nadie había logrado ganar tres campeonatos seguidos, practicando un estilo que despierta admiración (y envidia, lógicamente) a lo largo de todo el planeta fútbol. Pasaron años, décadas, y seguiremos hablando de estos futbolistas, recordando sus logros, rememorando sus hazañas, repasando sus récords… Como ya dije tras la final del Mundial: ganó España, ganó el fútbol.

https://elpanaberry.wordpress.com twitter @JLG2266 @elpanaBberry

Acerca de elpanaberry

siempre con la mejor informacion para ustedes
Galería | Esta entrada fue publicada en Todas Mis Entradas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s