Probamos Microsoft Surface en Nueva York

 Microsoft Surface llega a las tiendas este viernescoincidiendo con el lanzamiento de Windows 8 en ocho mercados. Lamentablemente, España no se encuentra entre los elegidos. Eso no quita para que sea uno de los dispositivos con este sistema operativo más esperados y la división española de la compañía ha prometido que se lanzará en nuestro país, aunque no ha especificado fecha. En Portaltic hemos tenido la suerte de probarlo en Nueva Yorky nos ha dejado muy buen sabor de boca.

   La compañía estadounidense entra en el desarrollo de sus propios dispositivos con Surface y eso ha despertado el recelo de sus socios, que usan su sistema operativo, pero también se han convertido en competencia. Por este motivo, Microsoft ha restado protagonismo a Surface en la keynote de Windows 8 celebrada en Nueva York este jueves 25 de octubre. Ha sido enseñado de pasada, como uno más. Además, el almacén-muelle 57 de Manhattan estaba plagado de equipos de Sony, Samsung, HP, Lenovo, Acer o Asus que los asistentes hemos podido probar durante bastante tiempo antes y después del evento.

Sin embargo, el dispositivo de Microsoft era el que más curiosidad despertaba y Microsoft ha celebrado una presentación dedicada a él una vez terminada la keynote destinada al sistema operativo. Allí se ha hablado de su diseño, el rendimiento o su resistencia. El representante de Microsoft encargado de la presentación incluso se ha permitido tirarlo al suelo tranquilamente para demostrar que es un tablet duro de pelar. Sin embargo, el interés de la cita estaba en probar el dispositivo, algo que Microsoft ha puesto fácil, con 300 unidades que esperaban, listas para ser probadas, al concluir la presentación.

El dispositivo que ha desplegado Microsoft para su prueba es el que cuenta con la versión RT de Windows 8. Es decir, el más limitado y menos potente, pero también el más ligero, el más tablet… perfecto para medir el potencial del nuevo sistemaoperativo en un terreno que hasta ahora le era desconocido.

   Surface con Windows RT pesa 676 gramos y tiene un grosor de 93 milímetros con una pantalla de 10,6 pulgadas y una resolución de 1376×768 píxeles (a modo de comparación, el iPad de la anterior generación pesa unos 660 gramos, tiene un grosor de 94 milímetros y una pantalla de 9,7 pulgadas con una resolución de 2048×1536).

Hay que decir que aunque la pantalla ofrece buen contraste y saturación de colores, la resolución se ha quedado algo limitada y teniendo en cuenta el precio del dispositivo, no habría estado mal una mayor densidad de píxeles.

En todo caso, el tablet tiene un muy buen acabado y se distingue de los demás porque cuenta con bordes angulosos, que a priori choca, pero resulta bastante cómodo y le confiere estilo. También cuenta con una pestaña trasera incorporada, lo que permite ponerlo de pie, inclinado, para ver películas o realizar videoconferencias, con más comodidad.

El procesador de Surface es un doble núcleo ARM Nvidia, por lo que sobre el papel, por ejemplo, es menos potente que el HTC One X, uno de los smartphones más punteros del mercado. Sin embargo, el increíble trabajo que ha hecho Microsoft con Windows 8, la versión RT en este caso, hace que las aplicaciones se muevan fluidas y cambiar de unas a otras, o usar la multitarea (se pueden poner dos apps en la misma pantalla) funcione a la perfección. La experiencia es fluida y satisfactoria.

En cuanto a la memoria, vendrá en dos versiones, de 32 GB y 64 GB, ampliable con dispositivos externos de hasta 128 GB. Cuenta con puerto USB 3.0 y tarjeta microSD. Nosotros, por ejemplo, hemos probado a enchufar una cámara de video Flip de Cisco y la transferencia de datos es muy rápida y además recarga el dispositivo conectado. Surface reconoce el dispositivo conectado al instante y permite explorarlo en la nueva interfaz o en el modo escritorio como lo hemos hecho hasta ahora con otras versiones de Windows. En este punto, por ejemplo, ofrece una experiencia idéntica, incluso más rápida e intuitiva, que los PC actuales. Muy bien.

También cuenta el tablet con cámaras externa e interior, aunque su calidad es bastante limitada. Sin embargo, es una opción obligatoria en un tablet hoy en día, puesto que lo vamos a usar constantemente para publicar imágenes en tiempo real en redes sociales o realizar videoconferencias (Windows 8 viene con Skydrive instalado). La cámara cuenta con su propia app, lo que captamos va a la carpeta “camera roll” y podemos mover los archivos de unas carpetas a otras con libertad o consultarlo todo en la app Pictures.

En cuanto al rendimiento de batería, Microsoft asegura que el tablet aguantará entre 8 y 10 horas, aunque como esta prueba inicial apenas ha durado una hora durante el propio evento, no lo podemos confirmar.

TOUCH COVER, EL COMPLEMENTO PERFECTO

Además de diseñar el dispositivo, Microsoft ha creado una funda específica para él que también es un teclado de lo mas interesante. Es inevitable comentar que Touch Cover recuerda a la Smart Cover de Apple, con la diferencia de que en este caso la funda es rígida y al mismo tiempo cuenta con teclas, táctiles o mecánicas, según la versión. Las dos cuentan con un panel táctil con botones izquierdo y derecho. El resultado es francamente bueno, con un grosor mínimo, puesto que sin apenas aumentar el tamaño de Surface, llevamos la pantalla protegida y contamos con un teclado cuando lo necesitamos.

Hay dos versiones de la funda teclado. Una de ellas es especialmente fina, ya que cuenta con unos botones táctiles que no tienen recorrido y que se activan a la mínima presión, en la línea de las pantallas resistivas ya en desuso de las pantallas táctiles. La otra versión cuenta con teclas mecánicas y es ligeramente mas gruesa. Hay que reconocer que esta segunda es mucho más cómoda de utilizar, ya que se asemeja más a un teclado tradicional. La primera ofrece una sensación parecida a la de usar un teclado virtual sobre una pantalla.

En ambos casos, hay que destacar el increíble trabajo de diseño que ha hecho Microsoft. No solo porque ambas son increíblemente finas, sino también por cómo se conectan al dispositivo. Tan solo hay que conectar un puerto magnético de seis pines para que el teclado quede enganchado y listo para funcionar. Se parece al listón magnético de la Smart Cover de Apple, pero queda mejor enganchado. Por ejemplo, hemos hecho la clásica prueba de coger la funda y dejar colgando el dispositivo y después de agitarlo a conciencia, no se ha llegado a desprender. Con un movimiento mucho menor, el iPad sí se desprende de su funda.

Este accesorio es prácticamente indispensable, porqueWindows 8, en todas sus versiones, viene con una serie de aplicaciones instaladas, entre las que destaca Office. Se acabó eso de andar buscando otras opciones libres o pasar por caja aunque tengamos el sistema operativo. Y esto es válido tanto para Surface, como para otros equipos de otros fabricantes.

PRIMERA IMPRESIÓN

Nos ha gustado mucho Windows 8, en su versión RT en este caso, y nos ha gustado mucho Surface. El sistema operativo es sencillo de manejar y no prescinde del modo escritorio que conocíamos de anteriores versiones cuando es necesario. Como bien ha repetido una y otra vez Microsoft, ofrece una experiencia inmediata, cercana y sencilla, como un buen sistema operativo móvil debe hacer, pero también algo más profunda, en la línea de lo que ofrecía Windows 7.

Los comandos táctiles funcionan de maravilla y también se controla muy bien con puntero. En cuanto a Surface en sí, aunque no es el dispositivo más potente del mercado, nadie lo diría al controlar el sistema operativo, y además tiene un buen diseño y un complemento perfecto en Touch Cover. Si a esto le unimos los servicios de entretenimiento Xbox y la interacción que ofrecerá con la consola y Windows Phone 8 gracias a SmartGlass, tenemos un tablet que promete una gran experiencia de usuario.

 

 

Fuente: http://www.europapress.es/

Acerca de elpanaberry

siempre con la mejor informacion para ustedes
Esta entrada fue publicada en Todas Mis Entradas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Probamos Microsoft Surface en Nueva York

  1. phim dijo:

    I loved the Bourne movies, the only major film studio not backing
    Ultra Violet, the cloud-based technology being pushed by Warner, Sony, and Warner Bros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s