Pantallas para perderte

 

 

 

Los dos nuevos teléfonos de la gama Galaxy –Galaxy Mega– de Samsung tienen 5,8 y 6,3 pulgadas de pantalla. He visto todo tipo de reacciones en Twitter al anuncio. No hace ni un año hacíamos chistes sobre tabletas de siete pulgadas usadas como un teléfono -aunque ahora ya no son tan comunes hay todavía algunas marcas que añaden función de teléfono, no sólo de datos 3G a su tabletas más pequeñas-. Hoy es casi una realidad.

Pero a estas alturas de la película ya no quedan argumentos para la sorpresa. Cruzamos el Rubicón con las 4,7 pulgadas de pantalla. Una vez superado ese tamaño las fronteras entre el mundo de las tabletas y los móviles comenzaron a desdibujarse

Era inevitable que estos teléfonos apareciesen tarde o temprano. ZTE o Huawei también estaban ya mirando este espacio. Para los fabricantes la idea de fabricar un teléfono más grande es muy difícil de resistir porque no supone un esfuerzo muy grande de I+D, diseño o coste de materiales(es tan sencillo como buscar una pantalla y una batería más grande para las “tripas” que ya usabas en otro teléfono) pero garantizan la atención del público y, más interesante aún, quedan muy bien en la foto cuando los comparas con la competencia. Caballo grande, ande o no ande.

Derek Kessler resume en un único tuit el sorprendente catálogo que ahora mismo tiene Samsung, y da vértigo: 2.8, 3.14, 3.2, 3.4, 3.5, 3.6, 3.65, 3.7, 3.97, 4, 4.2, 4.27, 4.3, 4.5, 4.52, 4.65, 4.8, 5, 5.3, 5.5, 5.8, 6.3, 7, 7.7, 8, 10, 10.1

A la lista le falta algún candidato, por cierto (hay un nuevo teléfono con 4,7 pulgadas) pero en el fondo da igual. El mundo de la movilidad es ahora un espacio continuo y para mi ha quedado dividido en tres grandes grupos muy subjetivos:

1. Teléfonos que puedes usar con una sola mano.

2. Teléfonos que tienes que usar con dos manos

3. Tabletas, que generalmente no usas como teléfonos y no llevas en el bolsillo.

Cada uno que dibuje las fronteras donde quiera de acuerdo al tamaño y longitud de sus extremidades. Los tres productos tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Es agradable navegar en un teléfono como el HTC One o el Galaxy S4, con cinco  -o casi- pulgadas de pantalla pero a cambio estás obligado  a usar las dos manos para utilizar cualquier aplicación, una para sujetar el móvil, la otra para poder pulsar si pretendes llegar a las esquinas.

Hay quien encuentra el tamaño del Mega atractivo si se usa en combinación con un manos libres Bluetooth pero para mi este tipo de uso es producto de otra era. He dejado de hablar por el móvil así que un manos libres tiene tanto sentido como un rolodex sobre la mesa de trabajo. Lo único que le pido al teléfono es que me quepa en el bolsillo del pantalón y que pueda sacarlo, estando sentado, sin tener que lesionarme unos cuantos músculos.

 

Fuente: http://www.elmundo.es/

Followme : @elpanaBberry

Anuncios

Acerca de elpanaberry

siempre con la mejor informacion para ustedes
Esta entrada fue publicada en Todas Mis Entradas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s